G.·.A.·.D.·.U.·.


El hombre es finito y de mente relativa, por ello no puede comprender la mente absoluta e infinita de dios, y ante este impedimento el hombre dentro de sus limitaciones y capacidades crea “sus” propios dioses, sacando los arquetipos que dormitan en el subconsciente racional, antromorfeando las fuerzas de la naturaleza ó tomando como base a un hombre que fue ejemplar en virtudes y sabiduría, y es así como el hombre a través de sus propias creaciones percibe y se pone en contacto con las santas jerarquías y con el dios único y verdadero que esta mas allá de la forma, tiempo y espacio.

El hombre plasma su propio ideal en “su” dios, ó sea que “su” dios es el súper-hombre que él desea ser, más al evolucionar el hombre y alcanzar su ideal-dios, debe dar nacimiento a nuevos dioses con nuevos y más altos ideales a alcanzar, por ello el hombre a tenido múltiples dioses, la única formula que concibo para que “su” dios no muera, es que evolucione en la misma medida que el hombre.

Todo hombre incluyendo al ateo, tiene su concepto de dios, y para la mayoría, dios es el todo, origen y final de cuanto existe, pero la existencia de dios no puede sustentarse por razones concretas y lógicas, por ello quizás sea una pulsión psicológica que nos impulsa mas a sentir que a comprender (gran parte de nuestros actos y decisiones tienen su origen en el inconsciente)…… Sin embargo, todo lo que existe en la conciencia del hombre…. Existe…..y es que lejos de ser el hombre brazos, piernas y cuerpo, es conciencia en expansión ó evolución.

El concepto no es la realidad absoluta suprema, sin embargo nos acerca a ella, el concepto de dios a evolucionado junto con el hombre, mas el avance a través de la historia y las razas a sido arduo y doloroso, la intolerancia de algunos y la indolencia de otros nos a echo lento nuestro andar, para no extraviarse en su búsqueda, el hombre debe ser libre y dejar en libertad a sus semejantes, libre de dogmas, supersticiones, sofismas é ideas preconcebidas, libre de prohibiciones y anatemas, libre de infiernos y cielos, ángeles ó demonios.

Acerca de La Piedra Bruta

La Piedra Bruta en sí es aquella que es recogida directamente de la tierra, por lo que de modo natural, cada una posee las formas más diversas fruto de la acción de las fuerzas de la Naturaleza. En general, se puede decir que una piedra bruta, al no tener una forma definida, al estar llena de impurezas e imperfecciones, no tiene un propósito definido, por lo que su utilidad es mínima. No obstante, contiene en sí toda la potencialidad de una obra de arte, la potencialidad de la trascendencia. Es por ello que se escogen determinadas piedras brutas para la construcción, por la potencialidad que se ve en ellas.
Esta entrada fue publicada en GADU. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s