La Estrella Flamígera


La Estrella flamígera es de seis puntas o cinco puntas- según la religión predominante, se hace de cristal regularmente y se coloca en el centro entre las dos columnas, iluminada interiormente por luz artificial. Debajo de ella, en el suelo, ha de haber otra movible.

La Estrella flamígera es el símbolo de la Divinidad -representa a la Estrella Sirio- la Estrella de la Iniciación, y para mayor prueba de ello, en mitad de ella está grabada la letra G. que significa Dios. ‘En la antigua modalidad de Masonería judía grababan la palabra sagrada (YHVH – יהוה )  que significa Jehová. En Egipto país predominantemente islámico poníamos el nombre de Allah.

En las Logias masónicas teosóficas, la usual forma de esta figura es la serpiente curvada que se muerde la cola y es símbolo de la eternidad. Esta fue la figura original, pero con el tiempo se alteró de postura la cabeza de la serpiente de modo que figurase la letra G.

El Fuego sagrado está debajo de la Estrella cuyo reflejo es. En algunas Logias, como en la de Adyar en la India, pende del techo por medio de una polea, de modo que puede bajarse hasta el nivel necesario para encender las candelas.

La Estrella flamígera también simboliza el Yo Interno Superior, el dispensador de innumerables beneficios al género humano y al mundo en general; pero como el sol interno es símbolo de Dios, no hay diferencia entre ambas interpretaciones.
En algunas Logias es de cinco puntas la Estrella flamígera, y en un principio tenía puntas o rayos ondulantes, como se acostumbra en las obediencias de Inglaterra y México.

La espiritual verdad simbolizada en la Estrella flamígera y su reflejo el Fuego sagrado indica que el reflejo de Dios está siempre entre nosotros. Nadie desconoce la afirmación de que Dios hizo al hombre a su imagen y semejanza. Hay en el hombre un reflejo y más aún que un reflejo de Dios. La imagen de Dios en el hombre es una expresión o continuación del mismo Dios, porque Dios es la luz que transporta la imagen, y en cuanto el hombre es capaz de recibir esta luz y reflejarla es parte consubstancial de ella y con Dios se identifica. No hay en el alma límite o valla en donde Dios, la causa, cese, y el hombre, el efecto, comience.

Muy diferentes clases de estrellas se ven en la Logia Masónica, y conviene considerar el especial significado de cada una de ellas, porque nada hay en la Logia por mero adorno y sin su peculiar significado; por el contrario, la cosa más sencilla tiene finalidad y profundo simbolismo.

La Estrella de cinco puntas está colocada en algunas Logias en Oriente, en la pared, encima de la cabeza del V:. M:. y se le llama Estrella de Oriente o Estrella de la Iniciación. Es el símbolo del hombre perfecto, de Dios manifiesto en el hombre, y no en el conjunto del universo. El hombre es un quíntuple ser físico, emocional, mental, intuicional y espiritual; y cuando todos los elementos de su naturaleza están perfectamente evolucionados en cuanto cabe al estado humano de existencia, se convierte en hombre perfecto, en adepto, dueño de sí mismo y de los cinco planos o mundos en que tiene su ser. Un hombre así, ha obedecido la exhortación que Cristo dice: “Sed perfectos como es perfecto vuestro Padre en los cielos.”

Hemos visto que la Estrella de seis puntas es un ‘emblema de la unidad del espíritu y la materia, de Dios manifestado en Su universo.

La estrella de siete puntas encima de la escala que llega al cielo. Simboliza:

  1. “Las siete principales direcciones en que lentamente se mueve toda vida hacia su completa unión con la divinidad.
  2. “Los siete modos en que el hombre puede lograr la perfección.
  3. “Los siete rayos o emanaciones con que Dios ha llenado el universo con la luz de su vida.
  4. “La idea cristiana de los siete Espíritus que están ante el trono del Señor.
  5. “Los siete poderes peculiares del adepto, por haber evolucionado su naturaleza hasta la humana perfección en los siete rayos o líneas de actividad de la vida divina.

Acerca de La Piedra Bruta

La Piedra Bruta en sí es aquella que es recogida directamente de la tierra, por lo que de modo natural, cada una posee las formas más diversas fruto de la acción de las fuerzas de la Naturaleza. En general, se puede decir que una piedra bruta, al no tener una forma definida, al estar llena de impurezas e imperfecciones, no tiene un propósito definido, por lo que su utilidad es mínima. No obstante, contiene en sí toda la potencialidad de una obra de arte, la potencialidad de la trascendencia. Es por ello que se escogen determinadas piedras brutas para la construcción, por la potencialidad que se ve en ellas.
Esta entrada fue publicada en Compañero y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s