Encendido de Luces en el REAA


Como bien sabéis las funciones de estos tres maestros, el V:.M:. y los 2 HH:. Vigilantes, están vinculadas con un “atributo, aspecto o nombre del Gran Arquitecto del Universo”, con la BELLEZA el Segundo Vigilante, con la FUERZA el Primer Vigilante y con la SABIDURIA el Venerable Maestro, al igual que los nombres que reciben los tres pilares o “tres pequeñas luces”, dispuestas en forma de escuadra en el centro de la Logia.

Por ello, si repasamos el Ritual del Primer Grado encontraremos que durante el encendido de las “tres pequeñas luces” cada oficial, con el encendido del pilar relacionado con su mismo atributo, exclamará:

El V:.M:. “Que la SABIDURIA presida la construcción de nuestro edificio”.

El H:. 1er Vig:.“Que la FUERZA lo sostenga”.

El H:. 2do Vig:.“Que la BELLEZA lo adorne”.

Fijaros que a cada exclamación se ilumina una parte del Templo: El ORIENTE con el V:.M:., el Occ:. con el H:. 1er Vig:. y “toda la luz reina en el templo” con la exclamación del H:. 2do Vig:..

¡Qué maravilla! ¿Verdad?

Estos tres HH:. MAESTROS, con sus oficios y funciones, forman un triangulo. Vinculándose, entre ellos, para “recibir” la Luz que emana del DELTA LUMINOSO, ubicado al ORIENTE, y “transmitirla” al “dirigir” los trabajos de la Logia”.

Y en relación a otros momentos del Ritual del Primer Grado, recordemos la pregunta del Venerable Maestro al Hermano Primer Vigilante:

“Hermano Primer Vigilante, ¿qué pedimos cuando entramos por primera vez en el Templo? ¡La Luz, Venerable Maestro!”.

Efectivamente pedimos la Luz, y mucho deberán cuidarse los HH:. que ostenten estos oficios de V:.M:. y HH:. VVig:. para que esa Luz nos llegue limpiamente “reflejada” desde el DELTA LUMINOSO, a través de sus trabajos en Logia; y no “filtrada” o “distorsionada” por la barrera de sus propios “metales”.

 De ahí la importancia de “sacudirse” lo mejor posible en la zona de pasos perdidos, antes de entrar en el “recinto sagrado”.

Acerca de La Piedra Bruta

La Piedra Bruta en sí es aquella que es recogida directamente de la tierra, por lo que de modo natural, cada una posee las formas más diversas fruto de la acción de las fuerzas de la Naturaleza. En general, se puede decir que una piedra bruta, al no tener una forma definida, al estar llena de impurezas e imperfecciones, no tiene un propósito definido, por lo que su utilidad es mínima. No obstante, contiene en sí toda la potencialidad de una obra de arte, la potencialidad de la trascendencia. Es por ello que se escogen determinadas piedras brutas para la construcción, por la potencialidad que se ve en ellas.
Esta entrada fue publicada en Simbolismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s